Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Verduras y Setas > Angulas de monte al ajillo

Angulas de monte al ajillo

Votos de usuario : 4.2 / 64 votos
Click en tu Voto  :

La angula de monte es una seta que me gusta mucho, fácil de recoger (e identificar) en el monte, y con un sabor muy característico y agradable. Aunque no siempre se puede ir a cogerlas, y en este caso fueron compradas en una frutería, en temporada temprana.

La forma más clásica de cocinarlas (y la que en parte les da el nombre) es con un refrito de ajos, exactamente de la misma manera que las angulas de verdad.

Angulas de monte cantharellus
Para 2 raciones

Dificultad: normal
T. Preparación: 30 min.
T. Cocción: 20 min.

Ingredientes:

250 gr. de angulas de monte (cantharellus lutescens)
1 diente de ajo grande
1 guindilla de cayena
1 chorrito de aceite de oliva virgen

Elaboración:

La parte más delicada de la preparación es la limpieza de las setas. Si las hemos cogido nosotros es más fácil pues ya habremos procurado que no traigan mucha tierra o briznas de hierba, y las habremos cortado al ras para que los pies salgan limpios. Pero si son compradas pueden venir con más cosas que hay que quitar.

Es importante repasarlas una por una para quitar todas las briznas de hierba o tierra que tengan adeheridas. Y si son grandes además las cortaremos en dos pues dentro del tubo puede quedar mucha suciedad.

El segundo paso es lavarlas bien (el setero que me enseñó el oficio me decía: no te importe lavar las setas, acaso no se mojan cuando llueve?). Lo mejor es en un limpiador de esos centrífugos de ensalada. Aclaramos varias veces y al final escurrimos todo lo que podamos.

Ahora cocinaremos las setas sin nada, con el aqua que han cogido al lavartas ya bastará. En una sartén a fuego medio veremos que en seguida se van haciendo. Tardarán como 15 minutos en hacerse (y evaporar toda el agua), y salaremos adecuadamente poco antes de terminar.

Reservamos las setas ya cocinadas, y ponemos a freir el ajo en láminas hasta que esté bien dorado. Según nos guste de picante añadiremos la guindilla de cayena al principio o cuando ya lleve un rato friéndose.

Finalmente, sobre el aceite caliente añadimos las setas, revolvemos bien y dejamos que cojan el sabor del aceite y del ajo durante cosa de un minuto.

Servimos las angulas de monte en una fuente y comemos bien calientes, comprobarás que tienen un sabor muy especial pero que merece la pena el trabajo para disfrutarlo.


No hay comentarios.


 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios