Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Verduras y Setas > Pencas rellenas de jamón y queso

Pencas rellenas de jamón y queso

Votos de usuario : 4.5 / 6 votos
Click en tu Voto  :

Este es un plato bastante clásico, que se hace fácil y se como más fácil todavía. Queda sabroso y gusta a casi todos.

Las pencas de acelga se pueden comprar frescas, pero usando las de bote que ya están listas para comer ahorramos mucho tiempo.

Por supuesto, según nuestros gustos (y el contenido de nuestra nevera) se pueden rellenar de diversas cosas, y poner con salsa (p.ej. una bechamel ligera con queso o una salsa española) o sin ella, como en este caso, que quedan más ligeras.

Pencas rellenas de jamon y queso
Para 2-3 raciones

Dificultad: facil
T. Preparación: 10 min.
T. Cocción: 10 min.

Ingredientes:

1 bote de pencas de acelga (350-400gr.)
unas lonchas de paleta o jamón (mejor ibérico)
unas lonchas de queso edam (o cualquiera para fundir)
1 huevo
harina

Elaboración:

Sacamos las pencas y las ponemos a escurrir. Cuando lleven un rato escurridas las secamos bien con un trapo o papel de cocina. Esto es importante para que no empapen mucha harina.

Si las pencas son muy gordas las cortaremos en 2 a lo largo con cuidado, para poder meter el relleno entre medias. Si son finas elegiremos pares de pencas similares en tamaño, y si hace falta las recortaremos para igualarlas más. No hay que tener miedo de cortar y perder algo: incluso si son de grosor mediano podemos recortar un poquito de espesor, en parte para que no quede tan grueso el resultado, en parte para que se pegue mejor el relleno (pondremos la parte del corte hacia dentro). Igualmente si son largas (depende del formato del bote) podemos cortarlas a la mitad de longitud para que sean más tratables.

Para rellenarlas cortaremos trozos de queso de tamaño un poco inferior a las pencas, y pondremos el trozo de queso y un poco de jamón entre medias de cada pareja.

Pasamos por harina intentando que cojan bien por los bordes.

Batimos bien un huevo con un par de pellizcos de sal y una cucharada de agua, y pasamos las pencas por el huevo batido, para freirlas inmediatamente en una sartén con abundante aceite a fuego medio-fuerte. Se deben dorar como cualquier rebozado.

Sacamos las pencas rellenas ya fritas a una bandeja con papel absorbente, y podemos recalentar en el microondas si se nos enfrían para la hora de comer.


No hay comentarios.


 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios