Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Mariscos > Bogavante al horno

Bogavante al horno

Votos de usuario : 4.5 / 125 votos
Click en tu Voto  :

En contra de lo habitual, de que -según la sabiduría popular dice- los mejores meses para el marisco son los que tienen una "R", el bogavante está en su mejor temporada en los meses que no la llevan. Así, a partir de mayo y hasta septiembre se puede disfrutar de este marisco a muy buen precio y de excelente calidad.

A nosotros nos suele gustar mucho hervido, sin más. Sobre todo si tiene huevas fuera (que están exquisitas, y se pierden con otras elaboraciones), pero cuando no las trae podemos probar a hacer el bogavante al horno, que da un resultado francamente interesante...

Bogavante al horno
Para 2-4 raciones

Dificultad: normal
T. Preparación: 15 min.
T. Cocción: 20 min.

Ingredientes:

1 bogavante (hembra) de 1-1,2 Kg
aceite de oliva virgen extra
flor de sal de Guérande
una cucharada rasa de pan rallado

nota: Con el peso dado éste es un plato completo, para no comer nada más y darse un atracón entre 2. Aunque también podemos ponerlo para 4, si sabemos cómo arreglarnos para repartirlo... Pero lo importante es que hace falta una pieza de al menos 1 Kg para poder disfrutar con las patitas y la carne del cuerpo, así que -teniendo en cuenta que se pueden encontrar a un precio razonable- merece la pena comprarlo de ese peso.

Elaboración:

Como he dicho el bogavante se puede comer lo mismo simplemente cocido en agua con sal (la mejor: la gris de Guerande, en proporción de 60 gr. por litro, y cocerlo durante 18 o como mucho 20 minutos, para este peso). Y degustarlo tanto frío como templado.

Solamente desaconsejo el hacer el bogavante a la plancha: aunque quede sabroso se pierde el sabor natural, las patitas y las pinzas no quedan bien hechas, y tanto las huevas de fuera (si tiene) como el higado se pierden. Y si encima le echas, como sucede en muchos restaurantes, un refrito de ajos por encima, ya lo terminas de destrozar.

Por supuesto el bogavante deberá comprarse vivo, y estar con las pinzas atadas hasta antes de meterlo al horno. Si te da repelús el cortarlo en vivo (o reparos morales) puedes tenerlo 1/2 hora en el congelador para que se atonte. O incluso darle un hervor rápido sumergiendo la cabeza solo, para matarlo.

Para prepararlo primero debemos de cortarlo en dos: con un cuchillo grande y de buen corte, lo ponemos sobre una tabla con el vientre hacia arriba y lo vamos cortando, empezando por la cola hasta llegar a la cabeza. Un truco interesante (también útil si lo estamos cortando después de cocido) es cortar la zona entre las patas con unas tijeras de trinchar, y terminar el dorso ya con el cuchillo. Así no se aplasta la zona de la cabeza y el hígado cremoso sale sin espachurrar. 

Debemos ir recogiendo todo el jugo que vaya soltando en un bol, pues si no espabilamos se coagula rápidamente y luego no se puede usar (que lo usaremos, pues tiene todo el sabor del marisco).

Una vez cortado en dos, le sacamos al mismo bol el hígado (una zona pastosa-globulosa de color beige/verdoso claro -B-) y las huevas (de color verde my oscuro, casi negro -C-) que tenga dentro (en este había muchas, por suerte). Tiraremos una especie de bolsita que tiene cerca de la boca (-A-).

El contenido del bol lo salamos ligeramente, le añadimos un poquito de aceite y la cucharada de pan rallado, y lo mezclamos bien, troceándolo para poder hacerlo. Finalmente lo devolvemos a su sitio para rellenar el bogavante (que deberá estar siempre con el corte hacia arriba).

Salamos ligeramente con la flor de sal de Guerande y aliñamos el cuerpo y la carne de la cola con un hilillo de un buen aceite de oliva.

Finalmente metemos el bogavante al horno (precalentado a 200º) sobre una placa ligeramente engrasada y mantenemos durante 20 minutos. Si vemos que empieza a exudar un líquido blanco que se coagula es que ya está hecho.

Comprobaremos cómo el contenido del relleno, que en crudo era de unos colores un tanto "feos", se habrá quedado de un rojo brillante, y estará exquisito.

Podemos degustarlo tal cual, o si queremos acompañado con una salsa mahonesa o salsa rosa, a nuestro gusto. Y disfrutar con calma de este exquisito bogavante al horno, a poder ser con un buen cava o un albariño para beber... que la buena compañía se le supone :-)


13 Comentarios:

#1: maria escribió el 1/ene/2011 11:29
puede estar bueno
#2: ixabel escribió el 19/feb/2011 11:51
Que buena idea lo de sacar el hígado y las huevas para, despues de aliñadas, volverlas a poner en su sitio! Nosotros siempre lo hacemos a la plancha, que se hace en un pis-pas, y queda buenísimo, pero tengo ganas de probar esta receta.  
 
Lo que no puedo es sacrificar al bicho... se lo pido al pescatero y no puedo ni mirar. De hecho, a veces llego a casa tan rápido que todavía se mueve el pobre animalito en la sartén! bufff! que mal momento. Luego comiéndotelo se olvida todo!
#3: Henar escribió el 19/feb/2011 15:34
Hola Ixabel, laverdad es que a mi me pasa lo mismo, sufro cuando lo veo vivo y procuro no estar presente cuendo lo sacrifica Juanma, pero se me pasa enseguida... !con lo rico que esta! y es que el bogabante de todas formas preparado me encanta. 
Ixabel pruebalo y ya contaras
#4: Maria del Pilar escribió el 24/dic/2011 20:46
He llegado por casualidad a esta página buscando una buena receta para hacer el bogavante que está en la cocina esperando y he decidido hacer esta ya que tiene que estar riquísima. Enhorabuena por la buena explicación y gracias por compartirla. 
¡Felices Fiestas!
#5: rafa escribió el 25/dic/2011 02:48
Hola buenas, la receta tiene buena pinta pero lo que dices que son las huevas creo que te equibocas por que los crustaceos nunca lleban las huevas en el interior no se si te cuadro alguno con la cola llena de pequenos huevos por la parte de abajo y me he fijedo i lo que marcas com la letra C nos es mas que el intestino del animal que es un tira fina que va desde la cabeza asta el final de la cola un saludo
#6: Juanma escribió el 25/dic/2011 10:53
@Maria del Pilar: gracias a ti por visitarnos, y espero que te saliese exquisito! 
 
@rafa: lo siento, pero como ya indico por un lado está el higado y por otro las huevas... donde crees que están antes de que salgan fuera? (que también nos encanta con ellas fuera, pero para ponerlo cocido)
#7: Maria del Pilar escribió el 29/dic/2011 22:11
Estuvo riquísimo, tanto que en Nochevieja repetiremos.  
#8: Lola escribió el 1/ene/2012 13:14
Feliz año nuevo a todos . Tengo 4hermosos bogavantes y pensaba hacee una crena pero me habeis hecho cambiar de opinion ya q vuestra receta tiene una pinta de toma pan y moja . Os cuento
#9: Juanma escribió el 1/ene/2012 13:34
Lola: ya contaras que tal salen, y a ver como te las has arreglado para hacer todos a la vez... 
feliz año!
#10: Jose maria escribió el 25/mar/2012 20:48
Hola a todos, necesito que alguien me saque de dudas, los bogavantes tienen pelos en la boca o alguna parte de su cuerpo, no me refiero a los pelos sensitivos de las patas, si no a pelos en la boca o alguna parte de su anatomía de unos 2cm de longitud y de color negro, agradezco comentarios al respecto,gracias 
#11: Beth escribió el 24/dic/2012 23:48
Muchas gracias por la receta, hoy he triunfado,jijiji
#12: Sofía del Valle escribió el 25/dic/2012 11:40
Hola buenos días y feliz navidad. Estoy desolada. Había comprado dos hermosos bugres de 1,3 kg cada uno vivitos y coleando. Eran hembras con las colas llenas a rebosar de huevas y pletóricas de fuerza. Una delicia de bichos. Los metí en el congelador para que murieran dulcemente y aguantaran los cinco días que faltaban para nochebuena. Los saqué con tiempo suficiente para un descongelado lento y cociné al horno según vuestra receta que no tiene ninguna dificultad. Bueno.......un desastre! la carne de la cola estaba blanda y molida, despegaba mal, no tenía mal sabor pero nada que ver con la textura habitual de este crustáceo divino. Mi pregunta es........¿ los habré jodido con el congelado? El tiempo de cocción fue el recomendado en la receta. Me gustaría saber vuestra opinión. Muchas gracias.
#13: Juanma escribió el 25/dic/2012 13:10
@Beth: me alegro que te haya salido bien!  
 
@Sofia: Pues sí, me temo que lo del congelado, al menos en los congeladores normales de casa, no les sienta nada bien. Nosotros lo hemos intentado una vez y también fué un desastre. Una lastima no haber disfrutado de esos dos bichos... 
Feliz Navidad :)

 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios