Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Verduras y Setas > Champiñones guisados

Champiñones guisados

Votos de usuario : 3.9 / 16 votos
Click en tu Voto  :

Los champiñones -aparte de servir muy bien como guarnición de diversos platos- son una propuesta fácil y económica para solucionar un entrante ligero en un tiempo prudencial.

Lo mismo los podemos poner a la plancha o al horno que, al ser pequeños como en este caso, nos dan para ponerlos enteros con un poquito de salsa de esas para untar: aromática y muy sabrosa.

Champinones guisados
Para 2 raciones

Dificultad: facil
T. Preparación: 10 min.
T. Cocción: 20 min.

Ingredientes:

1 bandeja de champiñones pequeños (300gr.)
2 cucharadas de aceite
2 dientes de ajo
1 ramita de perejil
1 ramita de tomillo
1 cucharada de pan rallado
guindilla de Cayena molida

Elaboración:

Para este plato, aunque podamos utilizar champiñones de cualquier tamaño, yo prefiero usarlos pequeños, para que quede más agradable de comer sin tener que trocearlos. Como siempre les quitaremos el extremo del pie y los limpiamos con un hilillo de agua para quitar la poca suciedad que puedan tener. Los que sean un poco más grandes de la media los cortaremos en dos.

Los ajos pelados los picamos finamente y ponemos a freir en una cazuelita con el aceite. Dejamos a fuego no muy fuerte para que se hagan bien, hasta que cojan un bonito color dorado, pero sin tostarse.

Mientras, picamos el perejil y el tomillo (frescos ambos, a ser posible). Usaremos como una cucharada en total de las hierbas picadas, con el doble de cantidad de perejil que de tomillo.

Cuando esté ligeramente dorado el ajo incorporamos las hierbas picadas y el pan rallado, y damos una vuelta para integrar todo y que se sofría un poco el pan.

A continuación añadimos los champiñones y medio vasito de agua (o si te atreves, con un chupito de fino de Jerez) y subimos el fuego. Dejamos tapado, pero dando vueltas a menudo, hasta que coja hervor, y mantenemos unos 5 minutos. Cuando ya estén todos los champiñones que se vean comenzando a hacer y haya suficiente agua destapamos, aliñamos con sal y un toque de guindilla (si gusta picante), y dejamos otros 10 minutos, o hasta que el caldo se haya reducido bastante y quede una salsita medio espesa.

Retocamos de sal si hiciera falta, y podemos pasar a servir inmediatamente o dejar algún tiempo, que puede mejorar al integrarse más los sabores.


No hay comentarios.


 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios