Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Postres > Baklava (pastelillos de pasta filo y pistachos)

Baklava (pastelillos de pasta filo y pistachos)

Votos de usuario : 4.7 / 30 votos
Click en tu Voto  :

Cuando estuvimos en Turquía una de las cosas que descubrimos y nos encantó fué el Baklava. Quizás un postre demasiado empalagoso (al gusto de los de allá), pero con una combinación entre el crujiente de la pasta filo y el sabor de la miel que lo empapa y el de los pistachos muy agradable.

Nunca se me habría ocurrido intentar hacerlo, pero compramos un paquete de pasta filo para otra cosa, y después de ver varias recetas decidimos animarnos... con un resultado sorprendentemente bueno (a costa de bastante trabajo, eso sí).

Baklava
Para 24 pastelillos

Dificultad: complicado
T. Preparación: 30 min.
T. Cocción: 45 min.

Ingredientes:

1 paquete de pasta filo o phylo (se usará como unos 180-200 gr.)
100 gr. de pistachos pelados
100 gr. de mantequilla
100 cc. agua
60 gr. azúcar
50 gr. miel de azahar
1/2 palo de canela
1/4 limón

notas:

- Nosotros hemos usado diferentes marcas de pasta filo, y tienen muy diferentes tamaños de placas, así que hay que ajustar al tamaño del molde, y siempre habrá desperdicio (o habrá que hacer recortes para cubrir bien el molde). El que usamos es de 18x24 cm y el resto de cantidades son correctas para dicho tamaño. Pero con algunas marcas puedes llenar uno de 22x30 cm. con menos desperdicio (usando unos 250gr.), y entonces habría que subir los demás ingredientes en un 40-50%.

- La pasta filo dicen que es muy sensible, se seca pronto y se vuelve quebradiza, pero la verdad es que no he tenido ningún problema mientras he montado el plato, incluso parando para hacer fotos. Pero avisado quedas: trabaja rápido por si acaso!

- Los pistachos deberían ser sin salar, pero como no encontramos utilizamos de los que venden en todos lados salados, procurando quitarles la mayor parte de la piel salada después de quitar la cáscara. Y si no quieres pelar tantos puedes usar mitad pistachos y mitad almendras (también naturales, claro). Ah! y el peso que doy es ya pelados: calcula 2 veces y media de peso para comprarlos sin pelar.

Elaboración:

Además de pelar los pistachos, los trituraremos ligeramente. Que no queden hechos polvo pero tampoco en trozos mucho más grandes que un grano de arroz.

La mantequilla la fundimos hasta que quede bien líquida y la utilizaremos durante rato, así que hay que procurar mantenerla líquida.

Untamos ligeramente con mantequilla el fondo del molde que usaremos. Colocaremos ahora entre 8 y 10 placas de pasta una sobre otra (como he dicho dependerá de la marca), untando bien de mantequilla entre medias siempre, especialmente con cuidado de mojar bien las esquinas para que no se sequen. Muchas veces podremos poner placas dobladas en dos por comodidad, y entonces daremos un poquito de mantequilla en medio de las dos mitades también. Otras veces habrá que poner recortes para aprovechar más la pasta filo... no importa mientras el inicio y el final sean placas enteras.

Recortamos con un cuchillo bien afilado las sobras de pasta que hayan quedado por los lados, con cuidado de no romper las placas, y repartimos todo por encima los pistachos triturados.

Ahora repetimos la colocación de otras 8-10 placas de pasta, de nuevo con mantequilla entre medias. Y volvemos a recortar las sobras.

Finalmente toca lo más difícil: cortar la masa en trozos. Para ello puede ayudar el meter el molde en la nevera por unos 15 minutos, así se endurece la mantequilla y es más fácil de manejar pues no se mueven las placas.

Lo típico es que se corten en forma de rombo, pero ya me parece suficiente complicación el cortarlos sin que se rompa nada, como para encima meterme en virguerías. De todas formas hay que usar un cuchillo muy bien afilado e ir con mucho cuidado, iniciando el corte en ambos sentidos, y repasando hasta abajo cuando estén ya marcados.

Si nos ha sobrado mantequilla la repartiremos con cuidado sobre los cortes hechos, intentando repartirla por todos, para que empapen en el fondo.

Metemos en el horno precalentado a 180º durante 30 minutos. Tapamos con papel de aluminio y bajamos a 160º y mantenemos otros 15 minutos para que se haga bien el fondo (la parte superior deberá estar bien dorada ya).

Mientras está haciéndose en el horno haremos el almíbar de miel: ponemos a calentar el agua con el azúcar y la canela en un cacito. Dejamos hervir 10 minutos aproximadamente, hasta que haya reducido a la mitad. Añadimos la miel y una rodaja gruesa de limon que exprimiremos encima y dejamos hervir otros 5 minutos hasta que espese ligeramente (pero no mucho, que si no sería difícil empapar luego el baklava). Retiramos la canela y el limón y reservamos.

Sacamos el baklava del horno, y repasamos los cortes hechos para comprobar que se separan bien todas las piezas.

Finalmente repartimos el almibar de miel por encima, intentado que caiga mayormente sobre los cortes. Y lo dejamos reposar unas horas antes de desmoldar para dar tiempo a que se empape bien. Luego se podrá guardar en una lata durante varios días sin problemas.

Como dije, si no has probado nunca el Baklava vas a descubrir algo realmente original y sabroso, empalagoso pero muy aromático y diferente. Algo para disfrutar!


6 Comentarios:

#1: rebeca escribió el 3/oct/2013 15:57
Que buena pinta y no parece nada complicado 
#2: Chon Manzanares escribió el 17/oct/2014 21:41
Fantástica receta, acabo de hacerlo ahora mismo, y ya esperaremos hasta mañana para comerlo, tan sólo, me he quedado un poquito corta con el almíbar, ¡ la próxima vez me saldrá mejor !. 
Este es uno de los pastelillos árabes que mas nos gustan en casa. Muchas gracias por tus explicaciones, truquillos, etc. Una suerte haber encontrado tu receta, tan sencilla y tan sabrosa.
#3: Juanma escribió el 18/oct/2014 21:09
Me alegra que te haya gustado la receta, aunque es un poco complicada lo rica que sale compensa concreces... ya nos contarás!
#4: Chon Manzanares escribió el 22/oct/2014 10:27
Ahora mismo estoy haciendo otra tanda de Baklava. 
El resultado de la anterior tanda, fué......, ¡ nos duraron 2 días !, con eso lo digo todo. 
Muchas gracias de nuevo.
#5: SILVIA escribió el 29/oct/2015 11:04
MI AMIGA ME LOS HIZO PROBAR Y BUSCANDO LA RECETA LLEGUE A USTEDES .MI DUDA ES LA SIGUIENTE ,YO SOY DE ARGENTINA Y NO CONSIGO MIEL DE AZAHAR .SE PUEDE REMPLAZAR POR OTRRA MIEL ,O AGREGARLE UNA GOTA DE BUEN AZAHAR? GRACIAS
#6: Henar escribió el 29/oct/2015 15:41
Silvia, puedes emplear otro tipo de miel suave, no tendrás ningún problema por el cambio.

 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios