Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Carnes > Rabo de ternera estofado

Rabo de ternera estofado

Votos de usuario : 4.4 / 14 votos
Click en tu Voto  :

Una forma muy clásica de preparar una carne es estofada a fuego lento y casi sin líquido de cocción. En este caso un rabo de ternera mayor o añojo, para que sea más fácil.

Aunque es mucho tiempo lo que se tiene que tener haciéndolo y cuidándolo, la cosa es que queda riquísimo, y la verdad es que en la olla también quedaría muy bueno, pero de esta forma queda con más sabor y las verduras ummmmmmmm buenísimas.

Rabo de ternera estofado
Para 4-5 raciones

Dificultad: normal
T. Preparación: 20 min.
T. Cocción: 3 horas

Ingredientes:

2 rabos de ternera (unos 2 Kg.)
2 cebollas 
3 zanahorias
2 tomates pequeños
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
250 cc. de vino blanco
pimienta molida
sal
aceite

Elaboración:

Limpiamos el rabo de la grasa que tenga y lo salpimentamos,  lo salteamos en una cazuela amplia con aceite, retirándolo a un plato una vez dorado.

Cortamos las cebollas en 1/2 juliana, las zanahorias en rodajas gruesas, los pimientos en tiras pequeñas, y los tomates troceados sin piel.

Incorporamos estas verduras a la cazuela donde hemos dorado el rabo y las damos unas vueltas y salamos, al de unos 5 minutos incorporamos el rabo, añadimos el vino blanco y tapamos la cazuela, dejándolo hervir suavemente.

Ahora es cuestión de tener paciencia y vigilarlo cada 1/2 hora para que siga suave y se vaya haciendo poco a poco. Puede tardar entre 3 a 4 horas, pero es fácil ver si esta hecho ya que la carne se tiene que desprender del hueso con facilidad. En caso de necesitar liquido le añadimos un poco de agua.

Cuando esté bien echo separamos los trozos de rabo y la mayor parte de verduras (el tomate estará deshecho). Dejamos unas pocas de las verduras con el caldo que nos haya quedado, y lo trituramos para que nos quede una salsita un poco espesa.

Una vez echo es mejor dejarlo reposar de un día para otro, y si además quieres quitarle grasa que haya soltado (que soltará bastante) es más fácil si está frío. Esto es lo que nosotros hacemos -y recomendamos- ya que es mucho más agradable y ligero para comer.

Al día siguiente (después de desengrasar) poner al fuego y dejar calentar suavemente rectificando de sal si fuese necesario. Como el rabo queda muy gelatinoso lo mejor es servirlo muy caliente y si es posible también en plato caliente para sentir como se deshace en la boca, ya que frío pierde un poco esa textura.


No hay comentarios.


 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios