Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Legumbres y Pasta > Risotto de mar, monte y granja

Risotto de mar, monte y granja

Votos de usuario : 4.5 / 2 votos
Click en tu Voto  :

Una vuelta de tuerca a los risottos, esta vez aromatizado con una compleja mezcla de productos que, si bien podrían resolver por sí solos un buen plato, conjuntados crean una armonía de sabores y texturas sorprendente.

El risotto podría llamarse también por sus ingredientes: manitas de cerdo, hongos y langostinos, pero hemos preferido un título un poco más romántico :)

risotto de hongos manitas y langostinos

Para 2 raciones

Dificultad: media
T. Preparación: 30 min.
T. Cocción: 25 min.

Ingredientes:

150 gr. arroz carnaroli
1/4 de cebolla muy picada
50 cc. vino blanco
150 cc. caldo de cocer manitas
50 gr. colas de langostino peladas
50 gr. hongos
50 gr. manitas de cerdo cocidas y deshuesadas
2 cucharadas soperas de quese gruyére rallado
1 nuez de mantequilla
un poco de aceite

Elaboración:

Como se puede ver por la lista de ingredientes, la mitad del trabajo ya estará hecho de antemano y no lo explicaremos. En particular porque nosotros hemos partido de productos congelados y sobras (en el caso de las manitas) de otras elaboraciones.

Tendremos preparados los ingredientes -aparte de la cebolla- picados a nuestro gusto, por separado.

Ponemos a pochar en una sartén la cebolla con un poco de aceite. Deberá estar a fuego suave unos 20 minutos o hasta que se ablande.

Subimos el fuego a mitad de potencia y añadimos el arroz. Damos vueltas con una cuchara de madera para que se rehoge un poco. Añadimos el vino blanco e igual cantidad de agua y dejamos que de un hervor fuerte hasta que se evapore en parte.

Finalmente añadimos el caldo y los hongos y dejamos a fuego suave para que se haga. Tardará unos 20 minutos, durante los cuales tendremos que ir removiendo periódicamente el arroz (en parte para que se haga por igual en parte para que vaya soltando fécula y ligue) y añadiendo agua caliente según veamos que va absorviendo el caldo. 

A los 10 minutos incorporamos los trozos de manitas y de las colas de langostino.

Debemos hacer hasta que veamos que el arroz está en su punto: el tiempo depende mucho de la potencia del fuego y lo cubierto de líquido que esté, pero normalmente será bastante más de lo que tardaría un arroz en paella.

Cuando esté ya hecho (y veamos que está muy ligeramente caldoso, que si no le añadimos el agua necesaria) retiramos del fuego, añadimos el queso rallado y la mantequilla y revolvemos bien hasta que se integren.

Disfrutaremos con este risotto de la variedad de texturas y sabores, con el toque diferenciador del langostino, el aroma del hongo, y la untosidad de las manitas, creando una conjunción muy atractiva.

 


No hay comentarios.


 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios