Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Huevos y Lacteos > Revuelto de setas, ajetes y langostinos

Revuelto de setas, ajetes y langostinos

Votos de usuario : 4.5 / 4 votos
Click en tu Voto  :

Uno de los platos más conocidos y variados es el revuelto. Se puede hacer de mil ingredientes, pero siempre queda bien una mezcla inteligente y bien conjuntada de productos complementarios.

Si además tenemos una fórmula sencilla y detallada, fácil de seguir, no puede fallarnos el resultado.

Revuelto de setas ajetes y langostinos
Para 2 raciones

Dificultad: normal
T. Preparación: 35 min.
T. Cocción: 10 min.

Ingredientes:

200 gr. setas (de cultivo)
1 bandeja de ajetes
4 langostinos o 6 gambas (congelados)
3 huevos
1 ramita de perejil
sal y aceite

Elaboración:

Limpiamos y troceamos las setas, y las ponemos a cocinar a fuego suave con un poquito de aceite y agua. Veremos que el resto de cosas las podemos ir haciendo todas a continuación, según se van haciendo las setas, así que no necesitaremos tanto tiempo como pueda parecer.

Los ajetes los limpiamos bien, dejando solo la zona que esté entera, sin demasiado verde, y luego lo troceamos en trozos de 2-3 cm. de largo (un poco según el grosor). Luego los ponemos en el microondas a potencia media en un bol tapado y con un poquito de agua, durante 3-4 minutos hasta que se ablanden.

A los 10-15 minutos de estar las setas al fuego les incorporamos los ajetes, para que se sigan cocinando todo junto, y los salamos adecuadamente.

Los langostinos los descongelamos suave en el microondas y los troceamos al gusto (aunque más bien pequeños), añadiéndolos a la sartén cuando falten 5 minutos para acabar de hacerse las setas.

Batimos ligeramente los huevos en un bol, y les añadimos la sal que necesiten (yo suelo echar 2 pellizcos de sal fina por huevo).

El contenido de la sartén ya debe estar hecho y bastante seco (las setas llevarán unos 25-30 minutos) así que podemos incorporar el huevo directamente, a la vez que la ramita de perejil muy picado.

Ahora viene lo importante: el huevo no debe cuajarse de golpe. El fuego debe seguir siendo suave, y revolveremos casi continuamente para evitar que cuaje mucho en el fondo (así que hay que rascarlo bien), y lograr que se distribuya el huevo entre los demás ingredientes. Seguiremos así hasta conseguir una textura cremosa del huevo, más que cuajada del todo como sería una tortilla francesa.

Cuando esté a nuestro gusto servimos y comemos rápidamente :)


No hay comentarios.


 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios