Web ConPan
www.conpan.es
> Recetas > Postres > Bizcocho de yogur griego y cítricos

Bizcocho de yogur griego y cítricos

Votos de usuario : -- / 0 votos
Click en tu Voto  :

Hay una receta casi universalmente extendida de bizcocho de yogur, en la que se usan vasitos del mismo para todas las medidas. Como a nosotros nos gusta más este tipo de yogur griego que viene en un formato más difícil de medir, y además solemos retocar las cantidades (y los ingredientes) a nuestro gusto, hemos desarrollado esta receta con yogur griego.

No solamente este yogur le aporta más sabor, sino que hemos dado un aroma muy fuerte a cítricos con ralladura de limón y naranja, además de un toque de Cointreau. El resultado es excepcional, ya verás.

Bizcocho de yogur griego y citricos
Para 6-8 raciones

Dificultad: fácil
T. Preparación: 15 min.
T. Cocción: 35 min.

Ingredientes:

3 huevos medianos
1 yogur griego natural
azúcar 160 gr.
harina 180 gr.
mantequilla 60 gr.
1/2 sobre de levadura quimica
ralladura de 1 limón
ralladura de 1/2 naranja
1 cucharada de Cointreau (opcional)

Elaboración:

Preparamos y pesamos todos los ingredientes, rallando el limón y la naranja justo hasta llegar a la parte blanca, y preferiblemente con un rallador de los que sacan pequeñas tiritas de piel. Como no tardaremos mucho ponemos a calentar el horno (calor superior e inferior a 175ºC).

Batimos bien los huevos con un batidor de varillas. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta mezclarlo. Incorporamos la mantequilla (ablandada en el microondas) y seguimos con la batidora hasta que se esponje un poco.

Añadimos ahora el yogur, la cucharada de Cointreau y las ralladuras, mientras seguimos batiendo.

Tamizamos la harina con la levadura y las incorporamos, mezclando bien.

Untamos un molde (puede ser redondo clásico, pero nosotros usamos uno rectangular de 20x25 cm.) con mantequilla y luego harina, sacudiéndolo bien del exceso.

Rellenamos el molde con la masa preparada, alisando ligeramente con una espátula.

Hornear a 175º durante unos 35 minutos, hasta que coja un color dorado y quede hecho por dentro. Dejamos reposar un poco y sacamos del molde para que termine de enfriarse.

Sopa de cebolla

Podemos comer a nuestro gusto el bizcocho, cortado sin más, o como en la foto: troceado en daditos y recubierto de un poco de azúcar glas, que le da un toque muy agradable.

El aroma te sorprenderá, pero el sabor y la esponjosidad que sale, más :)


No hay comentarios.


 Escribe tu comentario:

Escribir mis Datos y la ValidaciónIdentificarme con mi Usuario de Facebook
Nombre:  (requerido)
Email:  (requerido, no se publicará)
Sitio web:  (opcional, saldrá enlazado)

  Validacion anti-spam: 

   Avisarme por correo de nuevos comentarios